salud-nutricion-2

Las ventajas de comer pescado en nuestra salud

Para la dieta mediterránea, en la que se contempla el consumo generoso de verduras, hortalizas, frutas, cereales como el arroz y productos que derivan de los cereales (pan y pastas), frutos secos, legumbres, lácteos y aceite de oliva, el pescado constituye una pieza imprescindible.

No solo contienen proteínas de excelente calidad, sino que además presentan un perfil de lípidos más saludables que el de otros alimentos, también ricos en proteínas, como las carnes. Las propiedades nutritivas de los pescados le otorgan a estos alimentos efectos benéficos para la salud, por lo que su ingesta, dentro de una alimentación sana y equilibrada constituye un modo de prevenir la aparición de ciertas dolencias. Las innumerables especies de pescados a las que se tiene acceso en México, las múltiples posibilidades que ofrece en la cocina, junto con sus características nutritivas, convierten al pescado en un alimento indispensable en la dieta y recomendable en todas las edades y en las distintas etapas fisiológicas (infancia, adolescencia, embarazo, lactancia, edad adulta y vejez). Eso sí, es importante implementar el buen hábito en la dieta alterna con el consumo de pescados y otros alimentos proteínicos de origen animal o vegetal.

El pescado tiene propiedades antiinflamatorias

El consumo de pescado azul puede resultar beneficioso para aliviar los síntomas de enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide. A partir de los ácidos grasos, omega 3, presentes en estos pescados, se forman sustancias de acción antiinflamatoria llamadas prostaglandinas. Según algunos estudios, una dieta rica en ácidos grasos, omega 3, principalmente EPA, y antioxidantes podría mitigar la inflamación.

Prevención de diabetes

En un reciente estudio epidemiológico, publicado por autores canadienses y realizado en 41 países de los cinco continentes, se observó que la prevalencia de las diabetes mellitus no dependiente de la insulina y acompañadas de obesidad es significativamente más alta en países con un consumo de pescados más bajo que en aquellos en los que se consume pescado de forma habitual.

*Refuerza tus defensas con pescados y mariscos mexicanos.

Deje su comentario