salud-nutricion-2

El omega 3 es fundamental para mantener una excelente salud

Una dieta rica en omega 3 te ayudará a mantener al cerebro saludable e inteligente. Se considera que el cerebro y la retina son los órganos que más utilizan este ácido graso para su buen desempeño.

El omega 3 es un elemento esencial dentro del cerebro, sobre todo dentro de la materia gris, además de que evita que se deteriore la memoria. Incluso es importante recalcar que su bajo consumo está relacionado con la posibilidad de desarrollar déficit de atención y  problemas de hiperactividad. Otro padecimiento que se ha comprobado por no consumir el suficiente omega 3 es ceguera. Debido a su importancia, es elemental consumir pescados de carne azul para mantener un estado de salud favorable.

Es tan importante que el cerebro tenga estas 2 cucharadas de omega 3, ya que personas que acostumbran su consumo frecuente tienen menos riesgo de padecer depresión.

El consumo de pescados de carne azul en todas la etapas de la vida ayudará a que:

·El feto necesita entre 50 y 60 miligramos por día de estos ácidos durante el tercer y último trimestre del embarazo, periodo en el que son absorbidos por los tejidos, en especial en el sistema nervioso.

·En la mujer embarazada, los omega 3 deben suponer hasta un 2 % de la energía total de la dieta, el doble que en situación de no embarazo.

·El bebé que toma pecho recibe dichos ácidos grasos, puesto que la leche materna los contiene de manera natural. Si no es posible amamantar, se han diseñado fórmulas infantiles enriquecidas en omega 3.

·Los estudios demuestran el efecto positivo de estos ácidos grasos sobre el desarrollo mental de los lactantes.

Recordemos que cuando no incluimos pescados y mariscos en la dieta, y la fuente de proteína que acostumbramos es de origen animal, es probable que las concentraciones de colesterol en nuestra sangre se eleven. Hay evidencia de que altas concentraciones de colesterol en la sangre se relacionan con una mayor incidencia de violencia, suicidio y depresión, por lo que los efectos de los omega 3 de disminuir el colesterol sérico son considerables. Por eso se recomienda alternar todos los tipos de carne durante la semana, para lograr un equilibro dentro del organismo. Ni el colesterol es malo, ni el omega es bueno. Ambos tienen su función y la clave para aprovecharlos al máximo es consumirlos de manera adecuada. Recuerda, los ácidos grasos, omega 3, desempeñan funciones importantes en el embarazo, la lactancia y la infancia, así como en la adolescencia y la vida adulta, porque forman parte de membranas celulares, del sistema nervioso y de la retina, por lo que su consumo es vital.

Para mantener estos 20 gramos dentro de nuestro cerebro debemos consumir todos los días 1 gramo de estos aceites, y consumir de 2 a 3 veces por semana sardina, trucha, atún o bagre garantiza este aporte.

“Refuerza tus defensas con pescados y mariscos mexicanos”.

Deje su comentario